Bajo Perfil de Carga. ¿Cómo afecta al grupo electrógeno una baja carga?

Operar un grupo electrógeno a baja carga tiene sus consecuencias. ¿Cuales son los daños que puede provocar en el equipo? ¿Qué medidas se deben tomar para corregirlo?


Por Jorge Torres Vera, Director de Post-Venta y Servicio Técnico de HIMOINSA





Los motores utilizados en grupos electrógenos, endotérmicos, han sido diseñados para que tengan un uso de potencia óptima que va del 30% al 100% de la máxima potencia declarada.

La carga real de un motor depende directamente de la potencia exigida por la instalación. Tanto los motores de los grupos electrógenos como sus componentes están dimensionados en primer lugar para brindar un servicio en el margen de la carga o de potencia alto y en menor medida para un servicio continuado de baja carga.

Consecuencias de un servicio ininterrumpido a baja carga 

Un servicio a baja carga ininterrumpido puede generar un incremento en el consumo de aceite, teniendo como consecuencia un depósito evidentemente superior de aceite carbonizado como así también de residuos de aceite depositados en el motor, en el sistema de aspiración y de escape.

         

El incremento en la aparición de residuos tiene como consecuencia una repercusión negativa en el comportamiento del motor y en el tiempo de vida del mismo, viéndose incrementadas generalmente las tareas de mantenimiento.

Al mismo tiempo, con un servicio a baja carga el motor se enfría y por lo tanto el combustible no se quema correctamente teniendo como consecuencia la producción de un humo blanco con elevadas emisiones de hidrocarburos. 

Producto de la baja temperatura del combustible se incrementa el porcentaje sin quemar de combustible en el aceite. Esto se debe a que los aros de pistón, el pistón y el cilindro no logran la dilatación adecuada que asegura un correcto sellado, generando que el aceite suba y sea expulsado a través de las válvulas de escape, provocando que el gasoil pase al cárter y degrade la calidad y las propiedades del lubricante utilizado.


Un uso frecuente y continuo del grupo electrógeno con cargas de energía por debajo del 30% de su valor máximo de energía puede provocar a lo largo del tiempo las siguientes fallas:


Incremento de humo en el escape

Trazas de combustible en el aceite del motor.

Excesivo desgaste del turbocompresor.

Pérdida de aceite en el cuerpo del turbocompresor.

Incremento de la presión en la caja de engranajes y en el cárter (Blowby).

Excesivo depósito de residuos de carbón en la superficie de válvulas, asientos de válvulas, pistones y colector de escape.

Endurecimiento de las superficies de los revestimientos de cilindros.

Si lo hay, menor eficiencia en el sistema de tratamiento de gases de escape (ATS) y posible activación del ciclo de regeneración forzada del DPF.


Medidas recomendadas de corrección

Como primera medida, para garantizar el correcto uso del grupo electrógeno y evitar cualquier incidencia en el mismo, HIMOINSA recomienda evitar el uso con un servicio a baja carga continuo y en todo caso reducir el mismo a períodos de tiempo mínimos. La utilización de generadores en condiciones de baja carga durante períodos superiores a los 15 minutos debe ser evitado.

En las pruebas de funcionamiento semanales el tiempo de servicio sin carga debe limitarse a un máximo de 15 minutos, hasta cuando los valores de carga de la batería hayan alcanzado nuevamente un valor normal.

Es aconsejable hacer funcionar el grupo electrógeno una vez al año a plena carga por varias horas para limpiar el motor, eliminando los depósitos de aceite carbonizado que pueda haber en el mismo y en el sistema de escape. Para ello eventualmente se requiere de una carga reactiva que debe ir incrementándose durante las cuatro horas de servicio desde cero hasta la plena carga.

En caso de aparecer las fallas anteriormente mencionadas, junto a un prolongado uso del generador a poca carga de energía, se recomienda operar el mismo a plena carga, de ser posible utilizando un Banco de Carga Resistivo, previo al reemplazo de cualquier componente.


Con una experiencia superior a 35 años HIMOINSA diseña, fabrica y distribuye equipos de generación de energía. Su importante presencia internacional la convierten en una compañía líder del sector. Como misión, su objetivo no solo es el de fabricar grupos electrógenos sino también compartir el know-how asesorando sobre la operación correcta de los equipos. Para ello, HIMOINSA dispone de profesionales técnicos en cada mercado. #Closetothemarket


JORGE TORRES VERA |  Director de Post-Venta y Servicio Técnico en HIMOINSA

Con una experiencia mayor a 20 años dentro del sector de la generación de energía, desde hace cinco años se desempeña como el máximo responsable en el área de Post-Venta y Servicio Técnico de HIMOINSA, trabajando en el desarrollo de soluciones eficientes que prolonguen la vida de los grupos electrógenos además de coordinar una red de servicio global que sea capaz de dar soporte a todos los mercados donde HIMOINSA comercializa sus productos.